¿Qué es la multinube?

¿Qué es la multinube?

Multinube es un modelo de despliegue de computación en la nube que permite a las organizaciones brindar servicios de aplicaciones en varias nubes privadas y públicas con algunas de las siguientes combinaciones: varios proveedores de nube, varias cuentas de nube, varias zonas de disponibilidad de nube o varias regiones o instalaciones de nube.

Por ejemplo, una multinube podría incluir: dos proveedores de Infraestructura como servicio (IaaS) pública, una Plataforma como servicio (PaaS) pública, sistemas de gestión y seguridad a pedido de nubes públicas, una nube privada de IaaS para sistemas de registro de empresas y un stack de Contenedor como servicio (CaaS) en IaaS publica o privada para sistemas de interacción y aplicaciones nativas de la nube.

Según el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, los distintos modelos de despliegue de computación en la nube se definen de la siguiente manera:

  • Nube privada: la infraestructura de nube se suministra para uso exclusivo de una única organización con varios consumidores. Puede ser administrada, operada y de propiedad de la organización, una tercera parte o una combinación de ambas, y puede encontrarse en las instalaciones o fuera de ellas.
  • Nube pública: la nube se suministra para uso abierto por el público general. Puede ser administrada, operada y propiedad de una empresa, institución académica u organización gubernamental, o alguna combinación de las anteriores. Se encuentra en las instalaciones del proveedor de nube.
  • Nube híbrida: la infraestructura de nube es una composición de dos o más infraestructuras de nube distintas (privadas o públicas) que siguen siendo entidades diferentes, pero se vinculan mediante tecnología estandarizada o propietaria que facilita la portabilidad de datos y aplicaciones.
 
La nube de proveedor de Contrail es un ejemplo de IaaS utilizada a menudo como base para una nube privada.

Aunque la mayoría de las nubes públicas ofrecen IaaS, muchas ofrecen más servicios que pueden denominarse Servicios como plataforma (SaaP), como un PaaS desagregado.

Beneficios de la multinube

Alta disponibilidad: la multinube brinda redundancia y protección a los servicios y el almacenamiento de datos de las organizaciones frente a amenazas de seguridad e interrupciones. Si una nube no está disponible, otra nube permanece en línea para ejecutar aplicaciones y usuarios de servicio.

Flexibilidad: la multinube ofrece a las organizaciones la opción y flexibilidad de elegir el “mejor” tipo de nube para satisfacer sus necesidades comerciales, económicas, de ubicación y sincronización particulares. Por lo general, las organizaciones usan varias nubes diferentes para gestionar sus datos, infraestructura y aplicaciones. Las organizaciones pueden evitar “comprometerse con un solo proveedor” si usan la multinube de manera inteligente para mantener la portabilidad de aplicaciones y datos.

Rentabilidad: la multinube permite a las organizaciones controlar mejor su economía, ponderar los gastos operativos y de capital, y beneficiarse de la nube pública y de la competencia por el precio entre proveedores de infraestructura. Al usar un servicio de nube pública, las organizaciones también pueden brindar funcionalidad adicional a sus clientes sin tener que contratar personal o gastar su propio tiempo gestionando el servicio y todas sus dependencias. Además, al planificar la asignación de capacidad de servicio mediante la multinube, las organizaciones pueden optimizar los costos por requisitos específicos a nivel de servicio y escalas elásticas.

¿Por qué construir una multinube?

Al crear una multinube, las organizaciones pueden usar y beneficiarse de varios servicios de múltiples proveedores de servidores en la nube. La conectividad que brinda un alcance integral es fundamental para la multinube. La forma en que se proporciona conectividad puede ayudar u obstaculizar los esfuerzos para extender la seguridad de extremo a extremo y el control operativo a través de una arquitectura multinube.

La multinube, considerada de extremo a extremo, es más que centros de datos y nubes públicas. También incluye la conexión de aplicaciones entre sí y a sus sucursales o campus donde los usuarios, el personal y los clientes interactúan. Esta realidad requiere los siguientes componentes de multinube:

Cómo prepararse para una arquitectura multinube

Debido a que la arquitectura multinube es un entorno tan amplio, las organizaciones deben prepararse adecuadamente para administrar esta inevitable realidad cuando usen o consideren usar una arquitectura de nube.

  1. Unificar la cadena de herramientas: el esfuerzo por unificar la cadena de herramientas permite que los desarrolladores racionalicen una canalización básica de DevOps, grupos de aplicaciones por tiempo de ejecución y stacks de middleware que puedan servir idealmente en la mayoría de los proyectos de la organización. Las herramientas deben funcionar en cualquier infraestructura de nube (incluso en infraestructura heredada). Promueva el uso de servicios basados en código abierto gestionados en varias nubes, o los que las organizaciones puedan traer y administrar por su cuenta.
  2. Conectar las nubes: las nubes múltiples deben estar conectadas para permitir la automatización de los procesos, los niveles de aplicación divididos y la replicación segura de datos para almacenamiento o aplicaciones distribuidas, y la creación de copias de seguridad para la prevención y recuperación ante desastres.
  3. Unificar y simplificar la política: use plataformas de gestión en la nube para elevar la orquestación de las organizaciones en y a través de las nubes. Unifique la configuración y la gestión con controladores federados o globales. Use abstracciones en los modelos y API de aprovisionamiento.
  4. Planificar y preparar con antelación: desarrolle una estrategia pensada para la multinube como una plataforma de TI, tomándose el tiempo para planificar y desarrollar los ideales de la organización. Trate de no apresurarse. Eso podría generar que los desarrolladores consuman servicios a voluntad y limiten la flexibilidad futura de la organización.

Al trabajar en varios entornos de nube, las organizaciones pueden maximizar el retorno de las inversiones y minimizar los riesgos asociados con entornos de nube individuales. La flexibilidad y el valor añadido por una plataforma multinube bien administrada dan lugar a ventajas comerciales continuas y a una mayor agilidad. Para consultar estadísticas recientes de adopción de la nube, haga clic en 1 Informe sobre el estado de la nube.